Buscar
 

Santa Águeda

Fiesta: 5 de Febrero    230 - † 251

Santa Águeda, Virgen y mártir, nació en Catania, Sicilia, al sur de Italia, hacia el año 230. Patrona de las enfermeras. Perteneció a una familia rica e ilustre, y que habiendo sido consagrada a Dios desde sus primeros años, triunfó de los muchos asaltos a su pureza. Quinciano, un dignatario consular pensó que podría llevar a cabo sus perversas intenciones contra la Santa a través del edicto del emperador contra los cristianos. Así, Quinciano ordeno que la entregaran a una casa de mala fama donde la Santa sufrió asaltos y asechanzas contra su honra.

Luego de un mes, Quinciano trató de asustarla con sus amenazas, pero Ella se mantuvo como una fiel sierva a Jesucristo. Molesto por su negativa, el cónsul mandó que fuera azotada y llevada a prisión. Al día siguiente fue interrogada de nuevo pero su firme adhesión a Cristo fue motivo de nuevas torturas y al fin fue meritoria de la palma del martirio, siendo echada sobre carbones encendidos en Catania, Sicilia (Italia), donde expiró. Era el 5 de febrero del año 251. Según la tradición, en una erupción del volcán Etna, ocurrida un año después del martirio de Santa Águeda, la lava se detuvo milagrosamente al pedir los pobladores del área la intercesión de la Santa mártir.

Santa Agueda

Por eso la ciudad de Catania la tiene como patrona y las regiones aledañas al Etna la invocan como patrona y protectora contra fuego, rayos y volcanes. Tanto Catania como Palermo reclaman el honor de ser la cuna de Santa Águeda. En algunos lugares, el "pan de Santa Águeda" y agua son bendecidos durante la misa de su fiesta.

Desde los antiguos siglos los cristianos le han tenido una gran devoción a Santa Águeda y muchísimos y muchísimas le han rezado con fe para obtener que Ella les consiga el don de lograr dominar el fuego de la propia concupiscencia o inclinación a la sensualidad.