Buscar
 

San Antonio María Claret

  Significado de Antonio
Fiesta: 24 de Octubre    1807 - † 1879

an Antonio María Claret nace el 23 de diciembre del 1807 en el pueblo de Sallent, a 51 kilómetros de Barcelona. Para los que no tienen ni idea de esta población, diremos que es una villa trabajadora de unos 2.000 habitantes, esencialmente textil, donde precisamente el padre de Antonio tenía una pequeña fábrica de tejidos. Los primeros estudios de "Tonet", conocido así popularmente por sus amigos, los hizo en el mismo Sallent, reforzados por clases particulares. Ya desde muy joven, como era costumbre en aquellos tiempos, empezó a trabajar de tejedor, demostrando una capacidad precoz en este ramo. Como que tenía mucha facilidad para el dibujo, hizo innovaciones en los telares y en la belleza de los dibujos. Sus padres, al comprobar las cualidades que demostraba su hijo, lo enviaron a Barcelona a la edad de 18 años, con el fin de perfeccionarse en la fabricación. Empieza en la fábrica de tejidos "Dels Vigantans", ganando tres premios en dibujo e incluso saliendo en la prensa de la Ciudad Condal.

San Antonio María Claret

Ingresó al seminario de Vich (España) el 29 de septiembre de 1829, a la edad de 21 años y allí recibió la ordenación sacerdotal. Fue luego nombrado como vicepárroco y pronto empezó el pueblo a conocer cuál era la cualidad principal que Dios le había dado: era un predicador impresionante, de una eficacia arrolladora. De todas partes lo llamaban a predicar misiones populares, predicando hasta diez sermones en un día. Viajaba siempre a pie y sin dinero. Durante 15 años predicó incansablemente por el norte de España, y difícilmente otro predicador del siglo pasado logró obtener triunfos tan grandes como los del padre Claret. Al darse cuenta de la poderosa influencia de una buena lectura, se propuso emplear todo el dinero que conseguía en difundir buenos libros; mandaba imprimir y regalaba hojas religiosas por centenares de miles, y ayudó a fundar la librería religiosa de Barcelona. Él mismo redactó más de 200 libros y folletos sencillos para el pueblo que tuvieron centenares de ediciones.

La reina de España designo al P. Claret como Arzobispo de La Habana en Cuba. A partir de 1849 y por siete años San Antonio Claret se convirtió en el más ardoroso apóstol de Cuba. En 1857 fue llamado a España como capellán de la reina Isabel. Fundó la Comunidad de Misioneros del Corazón de María, que hoy se llaman Claretianos y también fundó las Hermanas Claretianas que son 650 en 69 casas. Asistió al Concilio Vaticano en Roma en 1870.

Los últimos años de su vida los pasa en el Monasterio Cisterciense de Fontfreda (Fuente Fría), en el sur de Francia, donde fue recibido por los monjes cistercienses, y allí, después de haber escrito por orden del superior de su comunidad, su autobiografía fallece con fama de santidad al caer enfermó y expira el 24 de octubre de 1879. Tenía apenas 63 años pero estaba desgastado de tanto predicar, escribir, viajar y sufrir por la salvación de las almas. Después de su muerte, se le han atribuido numerosos milagros y por medio de sus religiosos, de sus escritos y de sus buenos ejemplos sigue haciendo inmenso bien.

Los restos del Padre Claret fueron trasladados más tarde a Vic (Barcelona), en 1897, donde se veneran. El 25 de febrero de 1934 la Iglesia le inscribió en el número de los beatos. Y el 7 de mayo de 1950 el Papa Pío XII lo proclamó SANTO.