Buscar
 

Santa Bárbara

  Significado de Bárbara
Fiesta: 4 de Diciembre   SigloIII

anta Bárbara fue una Virgen y mártir cristiana del siglo III. Según la tradición cristiana, nació en Nicomedia (actualmente Izmit, en el noroeste de Turquía), cerca del mar de Mármara.

En esta ciudad, durante el reinado de Maximiano, había un hombre muy rico llamado Dióscoro, quien era pagano, supersticioso y estaba abocado a seguir la errónea costumbre local de adorar a dioses irreales. Tenía una hija muy hermosa llamada Bárbara, a la cual celaba sin motivo alguno. Para evitar que Bárbara tuviera contacto con la gente, Dióscoro hizo construir una torre muy alta y allí encerró a su hija hasta que decidió entregarla en matrimonio a uno de los príncipes que la pretendían atraídos por el misterio que rodeaba su encierro.

Santa Bárbara

Bárbara le contestó que su decisión era no casarse y que no la obligara a hacerlo. Esto decepcionó tanto a Dióscoro que fue a vivir a un país lejano por un tiempo. En su retiro, Santa Bárbara se convirtió secretamente al cristianismo y aprovechó para colocar una cruz en el baño y añadió una ventana más a las dos que ya tenía la torre para así simbolizar a la Santísima Trinidad. En el año 235 d.C su padre regresó del viaje y cuando lo descubrió, la entregó al gobernador romano. El gobernador intentó hacerla retractarse, pero no lo consiguió.

Finalmente, su padre la llevó a la cumbre de una montaña junto a otra mártir llamada Juliana y fue decapitada por su propio padre, que no podía tolerar su conversión, recibiendo las dos en ese momento la corona del martirio. Pero inmediatamente después del crimen, el padre de Santa Bárbara murió a su vez, fulminado por un rayo que descendió de los cielos, cual fuego celestial.

Desde entonces, Santa Bárbara está asociada con el rayo y es invocada durante las tempestades. Es la patrona de todos los que utilizan explosivos: artilleros, artificieros, zapadores y mineros. También es la patrona de los electricistas.

Santa Bárbara fue sepultada junto a Santa Juliana por un noble de nombre Valentino en un pequeño pueblo donde posteriormente ocurrieron muchos milagros.