Buscar
 

San Cirilo

Fiesta: 18 de Marzo    315 - † 386

ació de padres cristianos en el año 315 en Jerusalén o cercanías. Era un hombre lleno de paz y mansedumbre en medio de las agitaciones de su tiempo.  Nada sabemos de su juventud. Hay indicios de que la pasó en la vida monástica, en estudio y oración. Tendría unos treinta años cuando San Máximo de Jerusalén le ordenó sacerdote. Elegido obispo, de Jerusalén, ocupa el tiempo en instruir al pueblo, atraer a los descarriados y socorrer a los pobres. Con motivo de una gran hambre, cuando muchos discurrían cómo atender a los pobres, se deshizo de los tesoros de la Iglesia.

La tarea principal de San Cirilo era la tranquila instrucción de su pueblo sobre todos los misterios de nuestra fe, empezando por la preparación de los catecúmenos para la recepción del bautismo. Sus Catequesis son un modelo de sencillez y profundidad. Son catequesis llamadas mistagógicas, porque introducían a sus oyentes en el misterio. Las predicaba sin descanso y muchas veces lo hacía en la misma capilla del Santo Sepulcro.

San Cirilo

Hombre prudente y moderado, no quería entrar en controversias, ni usar términos discutibles. Prefería servirse de fórmulas ya consagradas, que no molestaran a nadie. Más que teólogo, es catequista que instruye piadosamente a sus fieles.

La Iglesia lo ha honrado siempre como al príncipe de los catequistas. Su sueño de ver apaciguados los espíritus se estaba cumpliendo. Así entregó su alma a Cristo, por quien tanto había sufrido.