Buscar
 

San Eulogio de Córdoba

Fiesta: 11 de Marzo    800 - † 859

an Eulogio, presbítero y mártir, nació en Córdoba por el año 800 y se le considera el gran Doctor de la Iglesia mozárabe. Este joven luchador nace en el seno de una familia que, a pesar de tantas luchas contra los musulmanes, dueños y señores de la ciudad, supieron mantener su fe en el Señor a costa de muchos sacrificios. Desde su infancia, su buen abuelo, le enseñaba cosas que irían forjando su recia personalidad. Recibió educación cristiana en su familia, y luego fue confiado al piadoso y sabio abad Esperaindeo, que gobernaba el monasterio de Santa Clara, cerca de Córdoba. Su buen maestro Esperaindeo le enseñó las artes y la ciencias.

En el monasterio de Santa Clara tuvo un condiscípulo, Álvaro Paulo. Con él estrechó una amistad que duraría hasta la muerte.

San Eulogio

Ordenado de sacerdote, se dedicó en cuerpo y alma a predicar la Palabra de Dios, a leer muchos libros de autores de la solvencia y categoría de San Agustín. Su prestigio era tan grande que los curas de la ciudad lo buscaban para consultas y para aumentar su propia formación.

Eulogio molestaba a los visires y al cadí por su incansable actividad y su proselitismo, y es también metido en la cárcel. Tenían además contra Él que había acogido e instruido a la joven Lucrecia, cristiana acusada de apostasía, por ser hija de musulmán. Un juez amigo pide a Eulogio que disimule en el juicio para librarle de la muerte. Eulogio le contesta con palabras ardientes propias de un soldado de Cristo, e insta a sus jueces a que adoren a Jesucristo, único Dios verdadero.

Estas palabras exacerban más al tribunal. El 11 de marzo del año 859, fue decapitado. Lucrecia le seguía pocos días después, el 15. Los sagrados restos fueron sepultados en la iglesia de San Zoilo. En el año 883 fueron trasladados de Córdoba a Oviedo. Su urna se conserva todavía en la Cámara Santa de esta ciudad.