Buscar
 

San Felipe Benicio

Fiesta: 23 de Agosto    1224 - † 1285

ació en Florencia, año 1224, donde estudió con grande aprovechamiento. En Padua recibió la borla de doctor en medicina. Por inspiración de la Santísima Virgen pretendió el hábito de los siervos de esta gran Señora. Fue tal su capacidad y sus virtudes que, sin dar oídos a la resistencia de su humildad ni a sus lágrimas, le elevaron a los sagrados órdenes, llegando a poco tiempo a ser padre general.

Por muerte del papa Clemente IV fue elegido para el pontificado; pero se escondió en las montañas. Únicamente apareció cuando supo que ya habían elegido al Papa sucesor: Gregorio X. En el desierto, faltándole agua, la sacó con abundancia hiriendo la tierra con el báculo, y formando un estanque que hoy se llama los baños de San Felipe. Hizo varios viajes por Italia y Francia, donde obró prodigiosas conversiones. Pacificó las ciudades de Pistoya y Florencia, despedazadas por los bandos de güelfos y gibelinos.

San Felipe Benicio

Al ir un día de viaje, se encontró con dos prostitutas, llamadas Elena y Flora. Estas, sin conocerle de nada, le ofrecieron sus servicios. Felipe, en lugar de echarles la bronca, empezó a hablarles con tanta elocuencia y rectitud que ellas le prometieron que no ejercitarían su oficio hasta después de tres días.

Y este fue el comienzo de su conversión. Con el tiempo se convirtieron en las fundadoras de la Orden de las Servitas de clausura que Él instituyó después.

Cuando comprendió que se acercaba la hora de su muerte, en el año 1285, San Felipe decidió retirarse a descansar al convento más sencillo y humilde de la orden religiosa, donde pasó sus últimos días, orando y postrado ante la imagen de la Virgen María. Falleció durante el Ángelus Vespertino, y en 1761 fue canonizado.