Buscar
 

San Ildefonso

Fiesta: 23 de Enero    606 - † 667

an Ildefonso nació en Toledo, España, hijo de Esteban y Lucía, nobles visigodos. Su tío era Eugenio, también de Toledo. Estudió en Sevilla bajo San Isidoro. Entró a la vida monástica y fue elegido abad de Agalia, en el río Tajo, cerca de Toledo.  En el 657 fue elegido arzobispo de esa ciudad. Unificó la liturgia en España; escribió muchas obras importantes, particularmente sobre la Virgen María. San Ildefonso tenía una profunda devoción a la Inmaculada Concepción XII siglos antes de que se proclamara dogmáticamente. Ella le favoreció con grandes milagros. Como era muy inteligente, escribió un precioso tratado sobre La Virginidad de María. Así no fue extraño que le llamaran “El Capellán de María”. La tradición asegura que la Virgen María se le apareció y le impuso una casulla. Esta aparición y la casulla, fueron pruebas tan claras, que el concilio de Toledo ordenó un día de fiesta especial para perpetuar su memoria.

Fue ordenado diácono en el año 630, y posteriormente, siendo todavía un monje, fundó un convento de religiosas en los alrededores. Siendo Abad asistió al séptimo y octavo Concilio de Toledo, en 653 y 655, respectivamente.

Su cuerpo fue sepultado en la iglesia de Santa Leocadia, por haber nacido el Santo en unas casas pertenecientes a aquella colación, no lejos de la parroquia de San Román, en lo que fue luego casa de los jesuitas. Cuando la invasión de los árabes, los toledanos, que con las reliquias de sus santos y los sagrados vasos huyeron hacia las montañas de Asturias trasladaron el cuerpo del Santo a Zamora.

Sus reliquias se conservan en la catedral de Zamora. Murió en el año 667 a los 61 años.