Buscar
 

Santa Lea

Fiesta: 22 de Marzo    Siglo IV - † 384

ignifica "pradera" y viene de la lengua inglesa. Vivió esta joven en el lejano siglo IV. Era una matrona romana que al enviudar - quizá joven aún - renunció al mundo para ingresar en una comunidad religiosa de la que llegó a ser superiora, llevando siempre una vida ejemplarísima. Había renunciado a la riqueza y a las joyas para vestirse con un sayal de poca categoría. Dejó de mandar porque prefería obedecer. Habitaba un rincón con algunos muebles. Se pasaba gran parte de la noche haciendo oración y deseando que llegara el día en que pudiera subir al cielo.

No sabemos más de esta dama penitente, cuyo recuerdo sólo pervive en las frases siguientes que citamos de san Jerónimo:

«De un modo tan completo se convirtió a Dios, que mereció ser cabeza de su monasterio y madre de vírgenes; después de llevar blandas vestiduras, mortificó su cuerpo vistiendo sacos; pasaba las noches en oración y enseñaba a sus compañeras más con el ejemplo que con sus palabras».

«Fue tan grande su humildad y sumisión, que la que había sido señora de tantos criados parecía ahora criada de todos; aunque tanto más era sierva de Cristo cuanto menos era tenida por señora de hombres. Su vestido era pobre y sin ningún esmero, comía cualquier cosa, llevaba los cabellos sin peinar, pero todo eso de tal manera que huía en todo la ostentación».

A falta de otras cosas sobre Lea, está bien tener en cuenta las palabras de san Jerónimo. Fue de las verdaderas animadoras del cristianismo en Roma durante aquellos años.