Buscar
 

San Luís Rey de Francia

Fiesta: 25 de Agosto    1214 - † 1270

uís nació en Poissy, cerca de París el 25 de abril de 1214. A la sabiduría en el gobierno unía el arte de la paz y la virtud de la justicia y la prudencia. San Luís fue un ejemplo perfecto de caballero medieval. Era hijo de Luís VIII de Francia y Blanca de Castilla. El pequeño Luís, con solo 12 años, fue proclamado como Luís IX en 1227 al morir su padre. La primera de las numerosas abadías que fundó fue la de Royaumont. En 1239, Balduino II, el emperador latino de Constantinopla, regaló a San Luís la "Corona de Espinas" para agradecerle la generosidad con la que había ayudado a los cristianos de Palestina y de otros países de oriente. El Santo mandó derribar su capilla de San Nicolás y construyó la "Sainte Chapelle" para depositar ahí la Corona de Espinas y para albergar una gran colección de reliquias. Llevó a París a los cartujos y les regaló el palacio de Vauvert. También ayudó a su madre a fundar el convento de Maubuisson.

Participó en dos cruzadas que no tuvieron gran éxito, pero aun así fue considerado en su época como uno de los caballeros más valientes. En 1235 se casó Margarita de Provenza y con ella tuvo 11 hijos. Fue un esposo y padre ejemplar.

San Luís se distinguió por espíritu de penitencia y oración. No se dejó engreír por su poder. Se preocupó por la paz entre las naciones, fue un rey energético que supo defender a la Iglesia y buscar la justicia. Era considerado, especialmente con los pobres. Perteneció a la Orden Tercera Franciscana.

Supo guiar a sus ejércitos para defender a Francia. Venció al Rey Enrique III de Inglaterra en Tailebourg en 1242. Dirigió dos cruzadas con el propósito de arrestar la invasión de los musulmanes y liberar el sepulcro de Cristo. En la primera cayó prisionero en Egipto y durante la segunda murió de disentería cerca de Cartagena (norte de África) en 1270. Tenía 55 años, de estos reinó por 44.

Recibió los últimos sacramentos, el 24 de agosto de 1270. Fue trasladado a Francia y depositado en la iglesia de Saint- Denis, donde estuvieron sus restos hasta que fueron profanados durante la Revolución Francesa. Fue canonizado en 1297.