Buscar
 

Santa Patricia

  Significado de Patricia
Fiesta: 25 de Agosto   ¿? - † 665

anta Patricia nació de la ilustre estirpe de Constantino el Grande, en Constantinopla. Fue educada en la corte, y siendo muy joven hizo voto de virginidad. Ella decidido consagrar su vida y sus bienes al servicio de Dios y de los pobres, por eso tuvo que eludir el matrimonio que con un noble romano le había preparado su padre.

Llegado el tiempo de la boda, Patricia se embarcó en secreto, yendo a parar a Nápoles. En esta ciudad dio las primeras muestras de su nueva dedicación. Para dar el mayor esplendor y dignidad al culto, enriqueció varias iglesias de la ciudad no sólo con nueva y más solemne ornamentación, sino también con valiosísimas reliquias que se hizo traer de las tierras más abundantemente regadas con la sangre de los mártires y distribuyó abundantes limosnas entre los pobres.

Santa Patricia

Una vez resignado su padre a respetar y aceptar la voluntad de su hija, se dirigió Patricia a Roma, y allí recibió el velo, símbolo de la consagración a Dios, de manos del papa Liberio. Para celebrar su nuevo estado, repartió con generosidad limosnas entre los menesterosos y de allí se trasladó a su ciudad natal Constantinopla, donde acabó de renunciar a sus bienes vendiéndolos todos y repartiendo su producto entre los pobres.

Patricia, ya liberada de sus cargas mundanas, quiso peregrinar a Jerusalén, pero fue voluntad de Dios que los vientos hiciesen encallar en Nápoles el barco en que viajaba. Se quedó ,entonces, en esta ciudad, en la que dejó un imborrable recuerdo de su generosa y eficaz dedicación a los pobres.

Allí acabó sus días Santa Patricia. Por eso los napolitanos la nombraron su segunda Santa patrona desde el año 1625, aunque como todo el mundo sabe, San Jenaro es el patrono principal de la ciudad de Nápoles.

Sus reliquias están en el monasterio de San Gregorio Armeno, guardadas en una urna hecha de oro y plata y adornada con piedras preciosas, en la capilla lateral de la monumental iglesia del monasterio. Los napolitanos le profesan una gran devoción.