Buscar
 

Santa Silvia

  Significado de Silvia
Fiesta: 3 de Noviembre   515 - † 592

anta Silvia nació en Mesina de Sicilia, Italia. Fue la madre de San Gregorio Magno, Papa y Doctor de la Iglesia; un personaje clave en la historia de Occidente. Era de una familia de patricios romanos distinguida como la de su marido, el  romano Gordiano. Fundó un monasterio en el que vivió buena parte de su vida. Se dedicó a aliviar las penas y la pobreza del pueblo. Su hijo gustaba de hablar de Ella en los sermones y ponerla como ejemplo a imitar.

Además de Gregorio, Ella tuvo un segundo hijo. Silvia fue notoria por su gran piedad, y dio a sus hijos una excelente educación. Después de la muerte de su esposo se dedicó enteramente a la religión. Su fama de noble no le restó para nada su fe profunda. Observaba una gran modestia, a pesar de las diversiones de la clase noble. Logró contagiar a toda su familia con el amor a Cristo resucitado. Fue una madre benéfica con los pobres. Supo conciliar muy bien su condición de rica en lo material con sus exigencias espirituales.

Santa Silvia

El Papa San Gregorio Magno tenía un retrato en mosaico de sus padres, ejecutado en el monasterio de San Andrés, que es descrito minuciosamente por Juan Diacono. Silvia fue retratada sentada con la cara a la vista, y en la cual las arrugas de la edad no pudieron extinguir su belleza; los ojos eran grandes y azules, y la expresión graciosa y animada.

Cuando ya se acercaban los últimos años de su vida, se retiró a un claustro junto a la basílica de San Pablo, en donde murió en el año 592.

La veneración de Santa Silvia es de edad temprana. En el siglo IX se erigió un oratorio sobre su antigua vivienda, cercana a la Basílica de San Saba. El Papa Clemente VIII  inscribió su nombre el 3 de Noviembre en el Martirologio Romano.

Es invocada por las embarazadas para un parto seguro.